Quienes somos

Bioline AgroSciences Ltd produce y comercializa una amplia gama de organismos de control biológico que se utilizan para el control de plagas de insectos en diversos cultivos. Somos una empresa global, activa en 30 países, particularmente fuerte en Europa y Norteamérica. Nuestros principales cultivos objetivo son hortícolas protegidos, plantas ornamentales, frutos rojos y frutales. En Bioline AgroSciences Ltd nos enorgullecemos de ofrecer productos y servicios de la más alta calidad con el fin de ayudar a los agricultores a mantener el rendimiento y la calidad de sus productos. Síganos en:

Nuestra misión

Nuestra misión consiste en ser el proveedor global preferido de soluciones de gestión integrada de cultivos .

Historia

Macroline Adult

La sociedad patrimonial original de Bioline AgroSciences Ltd. fue fundada en 1979 en Colchester (Inglaterra). En 1990, se inauguró otra planta de producción y distribución en California (EE.UU.). La empresa fue adquirida por Ciba-Geigy AG en diciembre de 1992 y se convirtió en una filial de propiedad absoluta en 1995.

 

Tras la fusión de Ciba y Sandoz en 1996, la empresa pasó a llamarse Novartis BCM Limited. En 1999, se adquirió una nueva planta en Little Clacton (Inglaterra), siendo adaptada para la producción de insectos para satisfacer la demanda de insectos beneficiosos. En noviembre de 2000, Novartis dejó su actividad agrícola para fusionarse con Zeneca Agrochemicals, formando la nueva empresa Syngenta. Novartis BCM pasó a llamarse Syngenta Bioline en Enero de 2001.

 

Mientras tanto, Biotop se creó en los años 80, tras una asociación con el Instituto Nacional Francés de Investigación (INRA) que comenzó en los años 70. Biotop desarrolló entonces una gama completa de productos para usuarios profesionales, pero también estableció una gama especial de beneficios para jardineros aficionados.

 

En marzo de 2016 el negocio Bioline fue adquirido por InVivo y Bioline AgroSciences nació con la fusión con Biotop.

 

En Enero de 2019, Bioline Agrosciences y Biocolor crearon una joint-venture en Almería, España, llamada Bioline Iberia.

 

En mayo de 2019, se inauguró oficialmente Bioline Iberia con la presencia de todos los representantes de la región.

GIC

Introduction

La Gestión Integrada de Cultivos es un enfoque pragmático sobre la producción de cultivos. Ello puede incluir elementos tales como IPM y gestión del suelo, social y medioambiental. El enfoque de ICM pretende combinar todos los aspectos de los insumos y la gestión de los cultivos para satisfacer las necesidades del productor y el consumidor. Bioline produce insectos y ácaros beneficiosos, centrándose principalmente en cultivos de alto valor, tales como hortícolas, flores y frutas. Bioline AgroSciences ha invertido el desarrollo de programas de ICM en numerosos cultivos desarrollados bajo diversos sistemas de producción y climas. Cada año se llevan a cabo más ensayos para incorporar nuevos productos y para tener en cuenta las plagas emergentes y la demanda de los distribuidores alimentarios. El control biológico se ha utilizado tradicionalmente en cultivos hoortícolas protegidos, pero más recientemente su uso se ha extendido a flores, frutas e incluso campos de cultivo. Cada año se añaden más cultivos a la lista.

 

Programas Bioline ICM

Producimos enemigos naturales (insectos y ácaros depredadores beneficiosos) para su uso en programas de Gestión Integrada de Cultivos (ICM) que también tienen en cuenta la opción química, el manero y el sistema de cultivo.
Todo uso de enemigos naturales tiene que planificarse cuidadosamente, lo cual requiere un comportamiento exhaustivo del cultivo (plagas, enfermedades, sistemas y rotaciones de los cultivos, etc.) y sus problemas particulares. Cuanto mejor se entiendan estos importantes parámetros, mejores serán los resultados.
Hoy día, los agricultores están sometidos a una presión cada vez mayor para producir sus cultivos, utilizando métodos y enfoques sostenibles. Bajo un enfoque de Gestión Integrada de Cultivos (ICM), todas las acciones de producción deben tener en cuentas los impactos económicos, sociales y medioambientales de cada decisión.
Cuando consideramos el control de plagas y enfermedades, el uso de control biológico debe incorporarse con controles físicos y químicos. El control que hay que utilizar debe considerarse como parte de un sistema de gestión general que incluye enfoques de seguimiento de cultivos y tomas de decisión.

 

¿Qué es el Control Biológico de Plagas?

El Control Biológico de Plagas consiste en utilizar organismos naturales tales como predadores o parasitoides beneficiosos, productos microbianos o extractos de plantas para controlar plagas y enfermedades. Está firmemente implementado en cultivos protegidos y en algunos cultivos al aire libre en todo el mundo. Al adoptarse un enfoque de control biológico, el control químico se utiliza solo como último recurso. ¿Por qué utilizar el Control Biológico de Plagas? Las plagas en cultivos protegidos cuentan con un ambiente ideal en el que vivir y reproducirse, con temperaturas estables, humedad y una gran cantidad de vegetación con la que alimentarse. Dichas condiciones pueden dar lugar a una multiplicación muy rápida de las plagas; lo cual, tradicionalmente, siempre ha precisado programas de tratamientos fitosanitarios regulares y rutinarios. Los programas intensivos, a su vez, con frecuencia han dado lugar al desarrollo de cepas resistente a algunos de los ingredientes activos de los insecticidas químicos. La gestión de la resistencia es actualmente una reflexión crítica para los profesionales de todo el sector agrícola; el control biológico de plagas ofrece una herramienta poderosa para las estrategias de gestión de la resistencia.

 

¿Es la resistencia una amenaza seria?

El araña roja (Tetranychus urticae) fue la primera plaga de invernadero que desarrolló resistencia en 1949. Más recientemente, los minadores de hojas, los áfidos, las moscas blancas y los trips han desarrollado resistencia a numerosos productos químicos, poniendo en duda el uso exitoso y continuo de algunos pesticidas como un medio de control. En los últimos años, la resistencia a pesticidas en la producción de hortalizas, flores y frutas ha seguido desarrollándose, a menudo debido al uso excesivo de controles químicos. A medida que la gama de soluciones químicas disponibles se va reduciendo, debido en parte al aumento de las restricciones regulatorias, el desarrollo de resistencias es un problema cada vez mayor al que se enfrentan los agricultores.

 

Entonces, ¿cuál es el siguiente paso?

Póngase en contacto con su asesor local de Bioline para conocer la estrategia de ICM que mejor se adapta a sus cultivos.

Centros Bioline

Más información próximamente.